domingo, 16 de octubre de 2016

¿Como hacer de un niño un delincuente?

El otro día tuve la ocasión de ver un video, en youtube, donde el juez Enrique Calatayud explicaba (segun él por enésima vez) el "decálogo" para convertir a un niño en un delincuente.


Básicamente en ese decálogo solo figuran "consejos" que tienen que ver con la forma y estilo con el que los padres educan a sus hijos.

Entre éstos consejos figuran los siguientes (de forma resumida):
                - Dele todo lo que le pida desde que nazca...
                - No le de ninguna educación espiritual...
                - Cuando diga palabrotas, ríaselas ...
                - ..
                - .., y,
                - Póngase siempre de su lado frente a sus profesores, vecinos, etc..

 Repase el vídeo para más detalles.

La conclusión del mismo se la anticipo a modo de "spoiler": la causa de la delincuencia de los menores (y de que continúen cuando sean adultos) es la educación que reciben de sus padres. 


 Pero las cosas son un poco más complicadas y las causas mas complejas. Los padres son importantes, pero no tanto ni el único elemento que determina la carrera delictiva de los niños y adolescentes. La Criminologia del Desarrollo, desde hace bastantes años (Estudio Dunedin, McArthur Foundation, Cambrigde Longitudinal Study, Pittsburg Study...) ha aportado numerosas evidencias que indican que, siendo cierto que los padres y la educación que dan a sus hijos afectan al futuro antinormativo, y en algunos casos violento de sus hijos, eso no significa que no hayan otros factores en ese proceso. Muchos de estos factores, de hecho la mayoría, son en cierto modo ajenos a la capacidad de actuación de los padres. Estos "otros" factores determinan que la trayectoria de un niño antisocial acabe siendo la de un joven delincuente.

 ¿Qué factores son ésos?, los resume otro juez, el Juez de menores A. Becroft que ejerce en nuestras antípodas (no es una broma epistemológica), un juez de menores de Nueva Zelanda. Este juez expone en un documento un poco mas extenso que los 10' del video, numerosas evidencias de qué factores (personales, sociales, educativos, familiares, judiciales, etc...) han demostrado tener efectos significativos en el desarrollo de las carreras delictivas.


Incluyo algunos de los "pasos" que describe Becroft en su informe:

              - Deje a las familias en riesgo a su propia suerte...
              - Rebaje la edad de la responsabilidad penal tanto como pueda...
              - Criminalice los "recursos y servicios sociales" ...
              - Trate a todos los jóvenes infractores de la misma manera ....
              -...
              -...

 Estos factores, que desgrana el juez Becroft, son una compilación de lo que la investigación criminológica ha demostrado siguiendo la metodología de la "práctica basada en la evidencia". Qué factores dañan y facilitan la reincidencia delictiva de los menores (y por tanto cronifican sus trayectorias delictivas). No son una letanía de creencias y mitos acerca de la educación y la familia que corren entre tertulianos y charlas de café.

 Si queremos intervenir con eficacia para resolver los problemas de la conducta antisocial y violenta de los menores y evitar que se cronifiquen sus carreras delictivas, las cosas que aprendemos de los chistes, las tertulias y, también, de segun que libros  - algunos escritos en la primera mitad del siglo XX - no son de gran utilidad, de hecho incluso pueden ser iatrogénicos. A los expertos se los contrata para resolver problemas, y el de la conducta antinormativa de los menores y jóvenes lo es, porque tienen conocimientos, habilidades y competencias basadas en el avance del conocimiento y su honesta actuación profesional. No se que preferir, "consejos" o "evidencias".

jueves, 6 de octubre de 2016

La prevención de la violencia entre los profesionales de la psicología


    Entrevista en la revista "online" INFOCOP (Consejo General de la Psicologia de España) en el marco de la presentación del III Congreso Nacional de Psicologia de 2017. 

    La entrevista se ocupa del papel de los profesionales de la Psicología en una tarea cada vez más frecuente y especializada, la prevención de la violencia.  La gestión de los comportamientos violentos, es una demanda renovada, lo que antes formaba parte de los abordajes clinicos integrales ahora, cada vez más, es una demanda especializada. Los problemas de la violencia de género, la violencia doméstica, escolar, etc... pone a los psicólogos frente a muchas tareas exigentes y que socialmente son muy requeridas y que convergen en la prevención de la violencia. 


Texto de la entrevista

      Atender a las victimas de la violencia y también ocuparse de los actores de la misma, requiere del psicólogo actuar en la prevención de la violencia. Y esta prevención, como forma de intervención requiere graduación y precisión. Además, en el caso del comportamiento violento, también requiere hacer cualquier intervención garantizando la seguridad de los protagonistas de esta violencia. Y, es preciso recordarlo, en esta tarea los profesionales comparten su actuación con muchos otros operadores socio-sanitarios y jurídicos.
El link para la entrevista esta aqui: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=6391&cat=52

martes, 26 de abril de 2016

Prisiones, rehabilitación y políticas gubernamentales: España vs. USA.

Prisiones, rehabilitación y políticas gubernamentales: España vs. USA.

Hace unos días se presento en Madrid un informe, por parte de ROSEP, - Red de Organizaciones Sociales del Entorno Penitenciario - en el que se plantea que sobra la mitad de la población penitenciaria en España. ROSEP es una organización que coordina más de 55 entidades que trabajan por la reinserción de los presos. Este informe muestra una evidencia que los criminólogos ya llevan unos años diciendo: que el numero de presos en las cárceles españolas es excesivo, que no se corresponde a nuestra realidad social y criminológica. Esta afirmación se sustenta no únicamente de planteamientos más o menos “idealistas o humanitarios” sino en el análisis empírico de contrastar las tasas de delitos de España, una de las más bajas de Europa con un 27% menos que la media de la Unión Europea de los 15, con las tasas de encarcelamiento, una de las mas altas de Europa, un 32% más que el promedio europeo. 


También, me gustaría añadir, que este exceso de presos encarcelados - que no de condenados por delinquir - se ha producido en muchos países europeos. En estos países, como Holanda, Alemania, etc..  han procedido a tomar medidas adecuadas para reducir esa población de penados en condiciones de privación de libertad y esta política no ha representado un aumento de los delitos ni de la inseguridad genérica en la sociedad.

 A la vez, más o menos sobre los mismos días, el presidente Obama se reunía en una cafetería para comer con un grupo de expresos y compartir las iniciativas de su gobierno para conseguir una reducción masiva de presos en las cárceles federales y estatales de Norteamérica. 


En los USA llevan ya tres legislaturas enfrentando directamente el problema de la “supermasificación” penitenciaria y la reinserción de los excarcelados. Los USA tienen un gravísimo problema con la enorme población de presos, la mas grande de todo el mundo. Tienen una tasa 6 veces mayor que la de los países europeos (15EU). Actualmente en los USA se han tomado muy en serio lo de la reducción de presos y su reinserción social. Con muchos años de retraso con respecto a las acciones análogas tomadas con los delincuentes encarcelados en Europa, los norteamericanos se han dado cuenta de que su realidad penitenciaria es anacrónica, muy injusta, poco eficaz y muy cara, extremadamente cara. Y han decidido resolver este problema. Han proclamado nuevas leyes para la reinserción, destinando muchos millones de dólares para hacerla realidad, etc.. Estas medidas son un “aparador” para ver como evolucionan estas nuevas medidas que, aunque solo sea por su actualidad, se ponen en la delantera de las medidas de reinserción. La mayoría de estas medidas tienen en cuenta tres cosas: producir excarcelamientos de presos condenados por delitos no-violentos y de bajo riesgo de reincidencia, facilitarles formación educativa para disponer del título de bachillerato (o similar) y dotar a las entidades sociales (equivalentes a las que aquí llamamos del Tercer Sector) de fondos que ellas mismas gestionan – en programas  para que atiendan a los presos y antiguos presos en sus necesidades de vivienda, salud, trabajo y otras análogas.

President Obama visitando una prisión en Reno (Nevada,USA)
Podemos pensar que el problema del encarcelamiento en España y en los USA es muy diferente y seguramente es así. Las magnitudes de las tasas de encarcelamiento en USA multiplican por 6 las de España y son un “gravísimo problema” social en los USA. Pero la realidad de las dificultades, a nivel personal, de la reinserción son esencialmente las mismas, con la salvedad de que en nuestro país los recursos sociales son mucho más potentes que en los USA. 

Los presos cuando acaban sus condenas tienen muy difícil encontrar trabajo, vivienda, recursos sociales, etc.. y este problema no es nuevo. La actitud del gobierno norteamericano, con su iniciativa “The Second Chance Act”, el programa “Re-entry” y, ahora la “Fair Chance Business Pledge” nos muestran un compromiso firme para conseguir la reinserción por medio de la acción combinada y coordinada del Estado y las entidades sociales. 

Alguna lección podríamos aprender de esta iniciativa de la que somos testigos.


Buscar este blog