Ir al contenido principal

Profesores de Universidad

De vez en cuando en este blog, que leen muchos colegas mios que son profesores de Universidad, incluyo algunos contenidos que no son muy acordes con el título del blog. Hoy quiero escribir un comentario acerca de la dedicación profesional y la carga docente de los profesores universitarios.





Son las 8,15 de la mañana, voy en coche hacia mi oficina de la Universidad para empezar un día de trabajo más o menos ordinario. Acabaré, según mi encargo docente, a las 21,30 porque tengo una sesión de un Master (oficial) que estoy haciendo durante unas semanas y que va de 18,00 h. a 21,30 h. Otros días acabo mucho antes. Mientras voy en el coche oyendo un poco de música suena el teléfono, lo atiendo con “el manos libres” que me dice que me llama una estudiante a la que le dirijo el doctorado. Está en otra ciudad distinta de la mía y por eso hacemos tutorías por teléfono.  Me comenta que en una de las últimas lecturas que le he recomendado, ha encontrado una idea que le va bien para incluirla en el diseño concreto de un estudio de su tesis. Discutimos un poco sobre el artículo y le digo que me mande un pequeño borrador por email, etc.. El trabajo de esta estudiante en su tesis va bien y creo que la acabará con éxito (tengo experiencia en esto de dirigir tesis porque ya llevo, como director, bastantes finalizadas y me atrevo con el pronóstico) y no es la única vez que las tutorías son por teléfono (incluso presenciales) pero fuera de los horarios formales de trabajo.


Tengo dedicación completa a la universidad y soy funcionario (¿especie a extinguir?). Llevamos muchos años recibiendo un mensaje indirecto y también, a veces, muy directo por parte de los equipos rectorales y otras autoridades, acerca del cumplimento de la carga docente de los profesores. Parece raro que después de tantos años de existencia de la Universidad, haciendo más o menos lo mismo, haya que estar diseñando, permanentemente, todo de nuevo e inventando normas sobre la dedicación docente de los profesores. 



Los profesores de Universidad somos un grupo de profesionales con un importante componente motivacional, en general bastante responsables de nuestras obligaciones a los que no nos deberían poner demasiadas “normas” para que cumplamos nuestra tarea. Claro que habrá quién no cumpla con sus obligaciones y a éstos habrá que afearles sus incumplimientos – incluso aplicar otras regulaciones – pero que los gestores de la Universidad vayan todo el día con la calculadora y el Excel para controlar la dedicación y el trabajo docente es ineficiente y trasnochado. Hay muchas otras formas de conseguir los resultados que todos buscamos, la formación de los estudiantes, contando con la colaboración y el esfuerzo de los profesores de Universidad. Quizás no es necesario que nos pongan en la Universidad comida gratis a cualquier hora, ni gimnasios libres en los centros, ni “coachs” que nos ayuden a sobrellevar el estrés. Un poco más de confianza y más libertad para llevar a cabo nuestra tarea docente probablemente daría mejores resultados que los que da ir siempre con el sonsonete de las horas de clase y tarima.  


Cuando acabo la llamada, ya se ha acabado la pieza musical que oía, la pantalla del teléfono me indica que hemos hablado de la tesis 19,23 minutos (es lo que tiene la tecnología, que es muy precisa). Soy profesor a tiempo completo, con unos cuantos quinquenios y sexenios (porque soy más que talludo) y a veces me pregunto: ¿dónde anoto este tiempo que, sin duda, es de dedicación docente? ¿cómo va a saber el gestor de la carga docente de mi universidad que este tiempo también es de docencia, no solo cuando estoy en la tarima con mis estudiantes alrededor?

-->

Entradas populares de este blog

¿Como hacer de un niño un delincuente?

El otro día tuve la ocasión de ver un video, en youtube, donde el juez Enrique Calatayud explicaba (segun él por enésima vez) el "decálogo" para convertir a un niño en un delincuente.


Básicamente en ese decálogo solo figuran "consejos" que tienen que ver con la forma y estilo con el que los padres educan a sus hijos.

Entre éstos consejos figuran los siguientes (de forma resumida):
                - Dele todo lo que le pida desde que nazca...
                - No le de ninguna educación espiritual...
                - Cuando diga palabrotas, ríaselas ...
                - ..
                - .., y,
                - Póngase siempre de su lado frente a sus profesores, vecinos, etc..

 Repase el vídeo para más detalles.

La conclusión del mismo se la anticipo a modo de "spoiler": la causa de la delincuencia de los menores (y de que continúen cuando sean adultos) es la educación que reciben de sus padres. 


 Pero las cosas son un poco más complicadas y las caus…

La personalidad de Donald Trump: pronosticando el futuro.

Existe mucha expectativa y preocupación ante lo que puede hacer Donald Trump como presidente de los USA y no parece necesario justificar esta afirmación. Por el contrario, sí que necesitaremos justificar y fundamentar cualquier pronóstico sobre la conducta futura de este personaje, especialmente si queremos pronosticar sus decisiones futuras en base a su forma de ser, a su personalidad. 
Ya hace muchos meses que D. Trump es objeto de análisis por diversos especialistas. Entre estos destacan, por su frecuencia en los medios de comunicación, psiquiatras que suelen analizar a D. Trump en clave psicopatológica. Muchos de ellos consideran que es el “arquetipo” de una persona afectada por un “Trastorno de Personalidad Narcisista”. Esta categoría de trastorno, por su naturaleza, no pronostica nada bueno. 

Los Trastornos de Personalidad son alteraciones crónicas, prácticamente inmodificables, de la personalidad que tienen consecuencias negativas para las personas afectadas y su entorno inmediat…

DROGAS Y PREVENCION DE LA VIOLENCIA JUVENIL

En todos los países europeos y probablemente en el resto del mundo, el consumo de drogas está asociado a la delincuencia y en particular a la delincuencia juvenil. El informe anual de 2005 de la Unión Europea acerca de la relación entre drogas y delincuencia ha constatado un incremento de los delitos relacionados con las drogas y en especial con la cocaína. Añadan a este dato el siguiente. La última edición de la Encuesta de juventud de Barcelona (repetida cada cinco años desde 1992) destaca, entre otras observaciones, las que hacen referencia al consumo de drogas. Así, fumar porros es normal para el 75% de los entrevistados y un 65% declara haberlos probado. Al 40% les han ofrecido pastillas y al 24% les parece bien su consumo. El 21% aprueba el consumo de cocaína, un 33% manifiesta que le han ofrecido esta droga y un 18% declara haberla probado. El informe sobre consumo de drogas en la ESO recientemente publicado y que ha incentivado, en parte, este plan de vigilancia policial en to…